Edward Rodríguez: Más gasolina para la candela

Los últimos anuncios del recién “reelecto” presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), léase Nicolás Maduro, indican que vamos de mal en peor y ellos lo saben. No tienen voto popular, están más divididos que nunca, gobiernan sin brújula, sin cerebro, sin calculadora y con improvisaciones como: eliminarle cinco ceros a la moneda y anunciar un nuevo cono monetario para el 20 de agosto.

Cuando escuchábamos en pasado los cuentos de países con inflaciones  e hiperinflaciones nos costaba entenderlo, ¿cómo podíamos imaginar que  las cosas aumentaran de un día para otro? Eso nos parecía increíble, sin embargo, los mismos creadores de la “Revolución bonita” y del ministerio de la “Suprema felicidad”, nos hicieron entender y vivir en carne propia la hiperinflación; si hoy en día no se cuenta con ayuda económica en moneda extranjera o ingresos en dólares difícilmente se sobrevivirá a esta tragedia; así que lo de los cinco ceros menos les quedó de guinda en la torta.

Ahora bien, ¿qué oculta la eliminación de los cinco ceros? Hay una larga lista de respuestas, pero me voy a enfocar en la del aumento de la gasolina que tiene varios disfraces. Con la entrada en vigencia del fulano nuevo cono monetario vamos a pagar cada litro de combustible en 50 céntimos, esto quiere decir que nos la aumentaron 5.000.000 % pero como saben que eso será un detonante social inmediato, hicieron gala del otro disfraz: el censo del parque automotor con la aplicación del Carnet de la Patria.

Si algo del pasado al cual no quieren parecerse, deberían recordar los “próceres de la Revolución bonita” es que Carlos Andrés Pérez en 1988 también se fue por esa ruta y con un partido también dividido que a la final lo sacó del juego, no se extrañe Nicolás que a usted también le pase lo mismo.

Ya la opinión que circula en voz de choferes es que no acudirán al censo por considerarlo una pérdida de tiempo y sin contar que ya muchos  ni vehículos operativos tienen.

Otra gran mentira es hacer creer a los conductores del transporte público que al censar su vehículo y obtener el Carnet de la Patria les van a dar repuestos regalados; si sabe contar, no cuente con eso. Los invito a darse una vuelta por los estacionamientos del sistema de transporte público para que vea los famosos buses Yutong arrimados y olvidados; en cualquier calle del país el transporte de hoy son perreras, camiones, grúas, gandolas, etc, y eso ocurrió desde hace menos de un año.

Como decía el difunto Hugo Rafael Chávez Frías, “candelita que se prenda, candelita que se apaga”, la candelita la está prendiendo el propio Gobierno y no la van poder  apagar, en los estados fronterizos ya se sabe cómo se vive con chip  y con inmensas colas en las estaciones de servicio, al final el contrabando no se detuvo pues las grandes mafias no usan el chip porque utilizan otro modus operandi.

Esta historia continuará y guarden bastante agua por si se les pasa la mano con la gasolina y después no tienen con qué apagar el fuego.

Edward Rodríguez

@edwardr74

LA PATILLA

Leave a Reply

Your email address will not be published.