¿Quién gobierna a los que gobiernan?, por Jesús Castillo Molleda

La paralización de la gestión pública en Venezuela no tiene antecedentes. El gobierno nacional domina el 98% del poder público, 308 alcaldes, 19 gobernadores, 44 ministros, 116 vice ministros, Poder Judicial, Poder Electoral, Poder Moral, Poder Ciudadano, Asamblea Nacional Constituyente,  Fuerzas Armadas, si lo dominan todo son ellos los  responsables de todo el desastre.

Muchos gobernantes, a puertas cerradas, manifiestan que ellos dependen de los recursos que les asigna el gobierno central, que dependen de lo que decida el partido o de lo que decidan los inversionistas que financiaron sus campañas, que dependen de los sectores populares, los líderes religiosos, que dependen de quienes dominan los grupos  de seguridad o de quienes dominan las zonas tomadas por la inseguridad, en esas excusas en que dependen y dependen se la pasan todos los años de gestión, y mientras tanto  los municipios, estados y el país se está desarmando.

Cuando un gobernante llega al poder empieza a experimentar que no tiene el control absoluto en la toma de decisiones, y que depende de muchos desde quienes dominan los medios de comunicación hasta el presidente de un sindicato. Cada gobernante vive su realidad, si recolectamos cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) existen 193 Estados (Países) reconocidos  lo que significa que 193 Jefes de Estado dominan el mundo, acompañados de 28.390 gobernadores y 417.231.000 alcaldes, solo el 0,6% de la población mundial toman las decisiones del resto, en las que los banqueros, religiosos, empresarios, artistas, deportistas, organismos internacionales, fuerzas militares, grupos violentos, organizaciones no gubernamentales, organismos financieros, son influyentes en las toma de decisiones en el mundo.

Si quienes gobiernan solo se concentran en tener poder y dinero, quién está atendiendo las necesidades del resto de la población a la cual le toca pagar impuestos y vivir los aciertos y desaciertos  de muchos gobernantes que afectan su calidad de vida. Porque en Venezuela vemos lo que está pasando, por ejemplo en el Estado Zulia que los 21 alcaldes en compañía de los concejales, el gobernador y diputados legislativos tienen al Estado en un total abandono. Al recorrer el Zulia no se ve alguna obra de impacto, al contario lo poco que había está a punto de desaparecer.

Muchos se preguntan por qué el gobernador no gobierna, por qué los alcaldes no atienden la demanda de la población, y seguramente, a lo interno  del gobierno, se escucha que para el Zulia no envíen ni el sol. Será qué el gobernador  del Zulia y el Alcalde de Maracaibo no cuentan con padrinos en Caracas, porque el gobernador del Estado Carabobo y el del  Estado Miranda pueden comprar autobuses por ejemplo y el del Estado Zulia no, por qué en  los Municipios Carirubana del Estado Falcón y San Felipe en el Estado Yaracuy las ciudades cuentan con un buen servicio de recolección de aseo urbano y en Maracaibo y San Francisco del Zulia la basura hay que quemarla. Por qué en el Estado Zulia ocurren continuos cortes eléctricos y en el resto del país no. Sin ninguna duda, no es solo un problema de recursos financieros es un problema de gerencia pública, como lo dijo Ana Lucia Terán “Quien es elegido como gobernante y las decisiones las toman otros los electores habrían elegido a un zángano”.

PANORAMA

Leave a Reply

Your email address will not be published.