Ocho muertos y dos heridos en ataque armado en límite de Colombia con Venezuela

Al menos ocho personas murieron y dos más resultaron heridas en un ataque armado en el municipio colombiano de El Tarra, fronterizo con Venezuela, informaron este lunes autoridades.

Según las versiones preliminares, un grupo de hombres abrió fuego tras irrumpir en un establecimiento comercial del barrio Villa Esperanza, en la zona urbana de El Tarra, en el departamento de Norte de Santander.

“Informaciones preliminares (indican que) van ocho muertos y dos heridos”, precisó a la AFP una fuente del ejército que exigió la reserva.

De momento, las autoridades no han ofrecido pistas sobre los autores o móviles de esta matanza.

“Rechazo absoluto el atentado ocurrido en El Tarra, Norte de Santander. Solidaridad con familiares de las víctimas y pronta recuperación para los heridos. Vamos tras los responsables de este acto vil”, escribió el presidente Juan Manuel Santos en su cuenta de Twitter.

Los heridos fueron trasladados a centros hospitalarios, aunque no se ha informado sobre la gravedad de sus lesiones.

La oficina local de derechos humanos de la ONU también reprobó el homicidio múltiple.

“Condenamos masacre perpetrada en Catatumbo, en El Tarra, y esperamos que se esclarezca, investigue, juzgue y sancione a los responsables”, indicó la institución en Twitter.

Esa región, que colinda con los estados venezolanos de Zulia y Táchira, concentra la segunda mayor cantidad de narcocultivos del mundo después de la localidad de Tumaco, en la frontera sur con Ecuador.

Allí operan disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en 2016 con esa disuelta guerrilla.

Además actúan bandas de origen paramilitar, grupos narcotraficantes y miembros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última organización rebelde reconocida por el gobierno y que está en conversaciones de paz en Cuba.

Con el narcotráfico como combustible, el conflicto armado colombiano de medio siglo enfrenta a guerrillas, paramilitares, narcotraficantes y agentes estatales, con un saldo de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

EL NACIONAL

Leave a Reply

Your email address will not be published.