Revelan red de corrupción vinculada al negocio de los CLAP

MIR Importació i Exportació SL, una empresa fantasma con sede en Sabadell, Barcelona, y que es controlada por un ex funcionario venezolano, ha obtenido millones de dólares por la compraventa de alimentos básicos.

La empresa ha logrado contratos para vender al gobierno Nicolás Maduro hasta 2 millones de cajas del Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP) por 69,8 millones de dólares mediante contratos dudosos, reseñó El País.

Estas cajas, además de depender de comités controlados por personas afectas al gobierno venezolano, se han convertido en un negocio de unos 3.000 millones de dólares para el lucro de empresas como MIR Importació i Exportació SL.

Dicha empresa, creada en 2011, no tiene trabajadores, ni despacho, ni teléfono propio en España, país donde fue fundada. Solo figura como accionista y administradora una venezolana, hija de la pareja de Juan Vicente Roversi, quien ha gestionado el negocio.

EL NACIONAL

Leave a Reply

Your email address will not be published.