David Morán Bohórquez: Venezuela, de la bancarrota a la prosperidad

Estamos en bancarrota, arruinados, gracias al socialismo y su saqueo institucional. Hoy la economía venezolana es 50% más pequeña que en 2013, un verdadero huracán de destrucción de la producción nacional de bienes y servicios.

El Fondo Monetario Internacional prevé que la hiperinflación causada por la impresión inorgánica de dinero por parte del BCV se podría ubicar en 13.000% al final del año, es decir  50%mensual promedio, un 1,6% diario.

La producción petrolera nacional (Pdvsa + socias internacionales) cayó a 1,6 millones bpd en enero, unos 50 mil bpd menos que en Diciembre, y  700 mil bpd menos que el promedio de 2016. Tanto como 60 altos gerentes de Pdvsa están presos por una trama de corrupción interna. Otros más perseguidos. Pdvsa produce hoy, por esfuerzo propio, (con unos 140 mil empleados) aproximadamente 900 mil bpd. En 1998 produjo por esfuerzo propio 3,5 millones bpd con 40 mil empleados.

La oligarquía dominante se ha hecho inmensamente rica mediante el saqueo y la corrupción. Decenas de ellos están en listas de sancionados por EEUU por violación de los DDHH, narcotráfico o corrupción y lavado de dinero. Y no podía ser diferente, los socialismos todos, tienen como meta el saqueo de la riqueza de la sociedad para acumularlas en sus cuentas personales. Y la consecuencia, es la ruina de los países donde ha llegado. Todos han terminado igual, bajo esa ideología de miseria y destrucción. Todos pobres, menos la nomenklatura ultraconservadora en el poder. Como en Cuba, Zimbabue o Corea del Norte.

 

Encovi2017 pobreza

 

Hoy el 87% de las familias venezolanas son pobres, comparado con el 48% en 2014, según la encuesta ENCOVI 2017. Las perspectivas que pasen del 95% a fines de este año lucen muy probables.

La libertad individual y económica, el camino a la prosperidad

Releyendo a Frederick Hayek en ‘Camino a la Servidumbre‘ podríamos decir que “el socialismo es aquel sistema que te elimina la posibilidad de optar y elegir, tanto en lo económico como en lo político, convirtiéndote en un individuo dependiente de las imposiciones del estado, es decir, en un sirviente del mismo

Esa es la única oferta cierta de esa ideología de destrucción.

La libertad individual y económica, (que Marx bautizó como capitalismo) a diferencia del socialismo, no es una ideología. Es el “sistema operativo” de los mercados, que es el modo natural de intercambio entre los humanos, y que tiene más de 5.000 años perfeccionándose. Ese intercambio es el comercio, y la ética en el comercio es la ética del bienestar y de  la paz social.

Tenemos así que esa confianza de saber exactamente lo que recibes por lo que pagas ha llevado a la humanidad a niveles nunca vistos de prosperidad, salud y paz. Hoy más tienen más salud, esperanza de vida, acceso a servicios, educación, oportunidades de empleo y en general mejores bienes y servicios gracias a la globalización de las libertades económicas. En los años 80 se fabricaba a niveles de calidad de 3 Sigma, unos 10 piezas malas por cada 100 producidas. Hoy se trabaja en niveles de 6 Sigma, unas 10 piezas malas por cada millón de piezas producidas. Hoy se produce más eficientemente mejores bienes y servicios. En resumen, los mercados libres ofrecen “más por menos” a la demanda.

La clave de ellos son las libertades. hay una correlación impecable que en los países más libres tienen más oportunidad de superar la pobreza los menos favorecidos, mientras que en los países más reprimidos, los que son pobres posiblemente conserven esa condición toda la vida.

Pero, ¿qué más se necesita? No basta con tener libertades individuales y económicas, sino que gracias a ellas podamos agregar valor como sociedad a nuestros mercados.

Hoy la agregación de valor de logra incorporando el conocimiento a los bienes y servicios. Ese es su fundamento, cuando se intercepta lo deseado (las demandas de las personas en los mercados) con lo posible (gracias a los conocimientos y las tecnologías disponibles)

 

DMB CreaciondeValor

 

Pero para logar lo posible debemos transitar el camino que las sociedades prósperas han sabido transitar. Comenzando con una educación de calidad.

 

DMB FundamentosdelValorAgregado

 

Estamos mal, pero nos irá bien

Parafraseo a Teodoro Petkoff cuando siendo ministro de Planificación del gobierno de Caldera II, al ser preguntado sobre los resultados tempranos de la Agenda Venezuela contestó “Estamos mal, pero vamos bien

No me queda duda que superado el socialismo, en la transición a la República, es posible un arreglo político-institucional que establezca las bases para que el venezolano pueda lograr su prosperidad en su propio país y que los menos favorecidos logren superar de manera definitiva la pobreza, agregando mucho valor a los bienes y servicios que produzca una sociedad con libertades dentro del imperio de la ley.

Y partimos, desde la bancarrota, pero con buenas noticias. Según el Indice Global de Emprendimiento 2018 del Global Entrepreneurship and Development Institute, donde la Venezuela socialista queda (cómo dudarlo) muy mal parada, ocupando el puesto 126 de 137 países evaluados ( ver Venezuela tiene el peor ecosistema empresarial del continente americano) Pero hay un par de detalles a resaltar:

 

EL NACIONAL

Leave a Reply

Your email address will not be published.