Venezuela tocó fondo

Aunque sean muchos los ciudadanos que vivan en negación, Venezuela ya tocó fondo, la República se perdió y el país está en el abismo, en un callejón sin salida en donde reina un sinfín de cosas negativas. Hoy Venezuela se encuentra en el peor período de oscurantismo jamás vivido, en decadencia y atraso total, en donde quienes luchan son exterminados, perseguidos o desaparecidos por el régimen, donde la costumbre lamentablemente se ha hecho obligatoria, el conformismo, la sumisión y la idolatría han sido inculcados por la clase política de izquierda convencional MUD-PSUV, en donde el colaboracionismo y la complicidad hacia el tirano ha salido a flote y, por supuesto, se ha hecho evidente.

La sociedad parece estar perdida y desconcertada producto de las hazañas de la izquierda para mantener al país dominado bajo su yugo y por haber tocado fondo esta situación que tanto afecta al venezolano.

El ciudadano promedio está tan desorientado, desesperado y desesperanzado que parece actuar como un simple habitante y ser parte de una inédita muchedumbre destinada al borreguismo y a la mediocridad; los valores y la cordialidad se han perdido y ha surgido el vandalismo, el aprovechamiento, el oportunismo, el irrespeto y la típica frase del “venezolano está de toque”, todo esto producto de una gestión izquierdista y dictatorial que nos ha llevado de picada, al período arcaico impuesto por estos que nos ha limitado cada uno de nuestros derechos, libertades y se ha inmiscuido en la vida privada del venezolano.

Hoy, Venezuela ha cambiado y lo ha hecho en retroceso; ha sido para mal y es por ello que necesitamos una transformación partiendo de lo que somos y observando como norte lo que queremos ser, apartando lo que no funciona, quienes no funcionan y quienes han demostrado de una u otra manera tener vínculo directo con la dictadura. Hoy reina la inseguridad, la escasez, el desempleo, la crisis económica y social, la crisis de salubridad y un sinfín de obstáculos y limitaciones que han sido impuestos por la izquierda. Hoy no hay desarrollo ni emprendimiento, solo existe el instinto de sobrevivencia del ciudadano común que sale cada día a enfrentar noblemente esta lamentable realidad para poder poner un plato de comida en su mesa y obtener lo básico para sostener una familia.

El país necesita un proyecto nuevo y no de carácter electoral, pues está vía siempre ha legitimado al dictador y le ha dado carácter “democrático”, necesitamos propiedad y moral para generar la transformación, no necesitamos a la MUD-PSUV, no necesitamos a ningún izquierdista ni embaucador de oficio, necesitamos la gallardía de un pueblo organizado fundamentado en valores y principios de derecha decididos tomar las calles de manera reiterada e indefinida para dar el inicio al fin de la dictadura y así darle un giro a la historia del país, abrir paso a la recuperación de la República y refundar las instituciones secuestradas por el régimen y la MUD.

EL NACIONAL

Leave a Reply

Your email address will not be published.