Clever Lara: En el carro de “Lola”

Los aragüeños venimos enfrentando en los últimos meses, un problema grave que se suma a la ya larga lista de vicisitudes que vivimos a diario gracias a la revolución y a su Aragua posible, que sólo fue un triste slogan de chantaje y manipulación al pueblo, porque la realidad en este terruño es triste y cruel, porque la gente no sólo está muriendo de hambre y a mengua por falta de alimentos y medicinas; sino que la inseguridad galopa sin freno alguno, haciendo estragos en nuestros hogares, el alto costo de la vida nos tiene en calidad de indefensión, la falta de producción, la inflación es incontrolable, y para colmo de estos males, ahora la falta de transporte público, viene a ser la tapa que le faltaba al frasco para terminar de hacer ebullición.

Lastimosamente se está haciendo costumbre ver a la gran mayoría de la población aragüeña, especialmente, a la gente del municipio Sucre y Zamora y Girardot, trasladarse en camiones, unidades improvisadas, en camionetas y en lo que aparezca, ante la carencia de más del 80% del transporte público, quienes están parados por falta de repuestos, de cauchos, de baterías o por lo muy deteriorado de los mismos. No obstante, los usuarios tienen que pagar el doble y el triple de lo que cuesta un pasaje normal, y los que no poseen este dinero, tienen que hacerlo en el carro de Lola, es decir, un ratito a pie y el otro echándole pierna, para poder llegar a sus hogares, a sus sitios de trabajo o de estudio, o para hacer cualquier diligencia.

Esto ya es inaguantable porque los venezolanos por derecho constitucional nos merecemos una mejor calidad de vida, y no es justo que mientras vemos casi con la lengua afuera, a los funcionarios de gobiernos trasladarse en sendas camionetas último modelo, con chofer y escoltas, nuestro pueblo tenga que sortear tantos obstáculos en la calle para poder trasladarse de un lugar a otro, sin ningún tipo de seguridad, tomando en cuenta que en estos camiones la gente es tratada como bestias, y sus vidas corren riesgo extremo.

Hay que tomar acciones antes de que sea demasiado tarde y se enlute un hogar aragüeño como consecuencia del riesgo que se corre en estos transportes improvisados. Tenemos que ser sinceros y responsables, y declarar la emergencia del transporte público en Aragua, para así resolver no sólo el ajuste de las tarifas, sino para buscar mecanismos para apoyar a los transportistas por vías concretas para que puedan adquirir sus insumos, porque esto es un bien de primera necesidad para el pueblo.

La gente ya está cansada, demacrada y obstinada de no saber cómo y a qué hora van a regresar a sus hogares, después de una larga jornada. No saben si tendrán que subirse a las “guaguas” de la revolución, o regresar en el carro de “Lola”. Piedad, no sean sangre fría y actúen en beneficio del pueblo.

 

Clever Lara

Secretario de Organización

Acción Democrática Aragua

@cleverlaraad

LA PATILLA

Leave a Reply

Your email address will not be published.