Pedro Vicente Castro Guillen: ¿Cuál reto?

El chavismo pretende este domingo 15 de octubre ejecutar el fraude más masivo y descomunal de todos los hasta ahora realizados, el reto de todo ciudadano harto de este régimen que quiera vivir en un país que sea una República Soberana con Instituciones Democráticas es impedir que el chavismo se salga con la suya, algo tan simple como complicado, pero es algo que está a su alcance si participa y sale a votar.

El oficialismo con la imposición de la “asamblea nacional comunal”, entre otras cosas pretendió imponer la matriz de opinión de que habían logrado ocho millones de votos, el fracaso fue descomunal porque tanto a nivel interno como a nivel internacional ese adefesio fraudulento no obtuvo ningún reconocimiento, antes por el contrario, todo el rechazo del mundo democrático.

Pero si no validamos nuestra mayoría puesta en evidencia el 16 de julio no saliendo a votar le haremos el gran servicio al chavismo de permitirle imponer una votación fraudulenta porque si usted no vota el chavismo lo hará por usted. La cuestión es que la única manera de impedirle al castro-madurismo que realice el fraude es el voto masivo de los ciudadanos que hoy rechazan el socialismo en el siglo xxi.

Ganar la mayoría de las gobernaciones es una tarea entre otras en el camino para salir del régimen, nos permite nuevamente movilizar millones de personas por todo el país, les quebramos la estructura política de dominio en las regiones, obliga al chavismo a exponerse como una fuerza política exangüe, agónica que sólo cuenta con el fraude y la fuerza de la represión. Volveremos a demostrarle al mundo que hoy respalda nuestra lucha la fuerza de nuestras convicciones democráticas.

El voto es el arma principal con que contamos los demócratas para enfrentar la dictadura, no es una cuestión secundaria a la espera de otras “acciones más eficaces”, el voto es lo único que nos permite enfrentar la fuerza represiva del régimen, fue la forma como los polacos liderados por el sindicato SOLIDARIDAD derrotaron el comunismo estalinista y como los chilenos derrotaron a la dictadura.

Que el régimen hará todo lo posible antes y después por imponer su trampa, es verdad, pero lo primero es lo primero, hay que votar, porque si no votamos le ahorramos al castro-madurismo la fechoría. Es a partir del voto donde debemos seguir configurando nuestra estrategia y táctica para retornar a la vida democrática y republicana.

@pedrovcastrog

LA PATILLA

Leave a Reply

Your email address will not be published.