Robert Carmona Borjas: Pueblo venezolano el 30 de Julio a la Calle SIN RETORNO…

La hora cero se acerca. El 30 de julio se decide el destino de Venezuela. La dictadura tratará de imponerse por todos los medios, para establecer de una vez por todas un sistema comunista inaceptable por la gran mayoría, lo que colide con el principio de autodeterminación de los pueblos, con el derecho que tenemos todos los venezolanos de decidir nuestro destino.

El régimen sabe que se juega algo importante y determinante. La pregunta es si seguirá hasta el final y qué harán la oposición y la MUD.

Es probable que el régimen instruido desde La Habana retire la constituyente y se eche para atrás como diríamos en buen venezolano. Muy probable, dadas las circunstancias, más visto el paro general de 48 horas que muestra o confirma que el 90 por ciento y más quiere un cambio de gobierno y sistema, lo que apoya también en gran medida la comunidad internacional.

El régimen recula, no tiene más salida. De no hacerlo le pesará mucho y perderá todo el apoyo de la comunidad internacional. Pero a cambio de qué es la pregunta, si es que lo hace.

Podrían estar jugando una última carta de negociación, siempre hábil. Avanzaron hasta acá para retirarla y exigirle a la oposición que deje la calle y acepte un diálogo que no sería más que un retardo innecesario y peligroso que podría provocar, y ellos lo saben, diferencias en la oposición.

Si eso se llegase a plantear, si el régimen llegase a retirar la propuesta, exigirá a cambio el silencio de los venezolanos y eso no es posible ni aceptable y la dirigencia política debe saberlo, pues el pueblo, ese que pide autodeterminación, no esa minoría ficticia que ni siquiera llenó la Avenida Bolívar en el mitin de clausura del dictador; no aceptará ninguna transacción que dé aliento a un régimen moribundo como el de maduro, cabello y sus militares criminales que todos en su conjunto deberán enfrentar la justicia más adelante.

Hay que negociar, no simplemente dialogar para dar tiempo al tiempo. La salida negociada es fundamental. Sólo así podremos construir un camino sin violencia. Nada debe descartarse, aunque parezca extraño. Un acuerdo nacional, un gobierno de transición multipartidista y amplio será bienvenido si esa es la mejor salida.

Ante esta tragedia sólo nos queda esperar el mejor manejo de la situación por los dirigentes políticos. Somos mayoría y es esa la que se debe imponer. La minoría será respetada, aunque no debemos ni podemos olvidar ni perdonar lo que estos criminales han hecho con nuestra sociedad, nuestra gente, nuestro país, que simplemente quiere paz, tranquilidad y progresar unidos.

Robert Carmona-Borjas

@Carmona Borjas

LA PATILLA

Leave a Reply

Your email address will not be published.