Henry Jiménez Guanipa: Alegría por el revocatorio, pero cuidado con la trampa del CNE

El 27 de abril de 2016 será recordado como un día de fiesta democrática en Venezuela. El pueblo a pesar de las adversidades no renuncia al llamado de la MUD para encontrar una salida constitucional a la crisis. Firmar para revocar a quien ni siquiera ha podido probar en que parroquia o en qué hospital de Venezuela nació, ha congregado a miles de venezolanos dispuestos a darlo todo por el cambio. La rabia ha encontrado su cauce muy a pesar de lo que desea el gobierno, y eso es democracia.

Maduro ha arruinado a Venezuela, ha entregado el país y sus riquezas a la cúpula que gobierna en Cuba. La soberanía que dice defender no es la venezolana sino la cubana. No siente amor ni apego por esta tierra, por eso es indolente y se burla del sufrimiento del pueblo.

La sensación de triunfo recorre las calles de Venezuela, la esperanza renace y el sueño de un mejor país nos invade. Sin embargo no podemos engañarnos ni olvidar las veces que hemos visto frustrada esas esperanzas debido a los fraudes y violaciones a la Constitución por parte del régimen. No se trata de ser pesimistas, pero tampoco de ser ingenuos, por no decir otra cosa. Es el momento de analizar cada acción y cada respuesta de los enemigos de Venezuela para estar preparados y saber lo que hay que hacer.

Entregaron la planilla que habían negado, solo por la presión de la MUD y del pueblo, o porque ya han calculado el próximo paso y así ir pulseando la situación para que los meses pasen y al final no se haga el revocatorio, o si se hace quede en la presidencia Aristóbulo u otro parecido?.

Según se interpreta de la Constitución en su artículo 72, transcurrida la mitad del período presidencial, se podrá solicitar la convocatoria de un referendo revocatorio, que será ganado por el pueblo cuando un número igual o mayor de electores hubieren votado a favor de la revocatoria. Si esto ocurre durante los primeros cuatro años del período constitucional, se considerará revocado el mandato o lo que es lo mismo, se producirá la falta absoluta y con ello la convocatoria a la elección de un nuevo presidente dentro de los treinta días consecutivos siguientes.

La nueva elección presidencial permite que el Vicepresidente Ejecutivo se encargue de la presidencia durante el período electoral, sin embargo, si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo asumirá la Presidencia de la República hasta completar el período de 6 años, es decir, hasta el 2019. En otras palabras hay que revocar a Maduro antes de abril de 2017, o todo seguirá igual o peor.

De modo que la jugada de ellos será atrasar el proceso para que el revocatorio se realice después del día en que Maduro cumpla los 4 años en la presidencia y la jugada de los venezolanos será lograr que se realice este año para tener un margen a favor.

Para alcanzar esta hazaña, que no deberíamos calificar así en un país democrático, es necesario que el pueblo venezolano se mantenga alerta, activo, movilizado, unido, dispuesto a todo y bien informado por parte de la MUD, para lograr el desalojo de lo que será, el último extranjero en ocupar la presidencia de Venezuela.

Hay que destacar en esta jornada el papel de la MUD, del gobernador y líder Henrique Capriles y la contundente demostración del pueblo venezolano. Hubo una conexión permanente entre los tres factores que se debe fortalecer.

Maduro por su parte, durante esta jornada democrática, estuvo reunido con su cogobierno militar y probablemente con sus representantes en el CNE analizando como hacer la trampa.

La lucha del pueblo y sus líderes debe ir a más, tenemos que saber que está tramando Maduro. Las guerras se ganan combinando muchos métodos de lucha, para que no nos tomen una vez más, ni por inocentes, ni por cándidos, ni por pendejos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.