La “revolución” está marchita, incluso en el pueblo natal de Chávez

2015-11-27T151714Z_700459198_GF20000075677_RTRMADP_3_VENEZUELA-ELECTION-CHAVISMO-899x600

En el 2010, el fallecido presidente Hugo Chávez se arrodilló en el patio trasero de la casa de su infancia, en las exuberantes llanuras del oeste de Venezuela, para sembrar un árbol de naranja que llamó “revolución” y simpatizantes vestidos de rojo lo vitorearon, reseña Reuters.

El año pasado, durante una celebración por el natalicio de Chávez, su sucesor, Nicolás Maduro, plantó otro naranjo en el mismo jardín.

Pero los árboles enfermaron y sus hojas se secaron.

“Tienen como una plaga”, dijo la guía turística Ana Hidalgo en el patio de la antigua casa de Chávez, de paredes tapizadas con fotos familiares, discursos del ex mandatario e, incluso, su vieja hamaca.

Leave a Reply

Your email address will not be published.